Nuestra Comparsa nace en 1976, de la coincidencia de varias iniciativas, de las que destacan: Algunos miembros de la Comparsa Moros Marroquíes, Antonio Barceló entre otros y una idea de José María Amat que se concretó viendo un desfile de las Fiestas de 1976 en casa de Jorge Bellod.

Tras un llamamiento público, y durante varias reuniones en el restaurante La Parrilla de Oro (Calle Gral. Moscardó, hoy Pi y Margall), se acordó fundar la comparsa, se nombró una gestora y se solicitó nuestra participación en la Fiesta a la Junta Central que la aprobó el 9 de octubre de 1976.

De un primer nombre como Huestes de Calí, adoptamos el que siempre hemos usado: Huestes del Cadí. A contrarreloj trabajamos en el Traje Oficial y una s normas de organización. El traje oficial, después de muchas reuniones, con muchas ideas, dibujos, telas y colores, se realizó sobre un boceto original de Juan Guill: Pantalón verde, camisa color hueso, con bordados en negro, faja negra con flecos plateados, chaleco color teja con bordados en blanco y en la espalda, bordado el escudo de la Comparsa: Dentro de una media luna, un torreón de castillo semiderruido y l a flor de lis. Además una capa color crema con capucha y borla negra y turbante blanco, teja y verde, con una media luna y fez, color teja. Como arma una lanza rematada con nuestro escudo. El Batallón Alfarache Cadí desfila con el traja oficial con fez y en vez de capa, una manta color hueso con bordados negros, al hombro. Para el desfile portan un estandarte.

2 En enero de 1977, nuestras banderas fueron bendecidas, siendo las madrinas Adela Mira y Pilar Barceló Las normas que fuimos adoptando nos permitieron organizar la Comparsa y desfilamos por vez primera en las Fiesta s de Junio de 1977. Salimos a la calle con 12 escuadras, una de ellas de negros y, más 4 infantiles. Un total de 200 comparsistas. Al año si guiente ya éramos 350 socios. En la actualidad somos 500. El carácter de nuestra Comparsa Dos cosas caracterizaron nuestra Comparsa desde su fundación: La democracia y la implicación con la cultura. La democracia se implantó desde el primer momento, reflejo de lo que estaba ocurriendo en nuestra sociedad, el inicio de la transición democrática de España. La participación de todos, en la forma de funcionar y organizarnos, y que tras muchas reunion es dio lugar a unos Estatutos que con alguna modificación perduran en la actualidad. Fueron oficiales en 1985.

Nos sentimos muy orgullosos de elaborar en aquel tiempo unos Estatutos muy democráticos, que posteriormente sirvieron de base o referencia para que otras comparsas modificaran los suyos y para la elaboración del actual Estatuto de la Junta Central .

Respecto de la cultura, en el año 1979, consolidada la comparsa, dejamos claro que queríamos hacer algo más que participar en las Fiestas de Moros y Cristianos. Ese mismo año con motivo del Año Internacional del Niños, montamos un Concurso de dibujo infantil en la Plaza de Castelar.

El éxito obtenido, hizo que la Comparsa abordase lo es el buque insignia de nuestro carácter cultural: El Concurso de Minicuadros. José María Amat presentó la propuesta y la Junta Directiva la hizo suya. En diciembre de 1979. Muchas personas colaboraron y colaboran en un trabajo ingente, que cada año desborda las previsiones, destacando dos socios que iniciaron el camino: Jorge Bellod López y José Manuel López Alcaraz. Hoy el Concurso está hoy absolutamente consolidado por el duro y abnegado de muchos comparsistas y colaboradores. Pasó de ser Provincial a tener ámbito de la Comunidad Valencian a, Nacional, de la CEE y actualmente mundial. En 1984 convocamos un Concurso Musical, al que se presentaron una decena de partituras, y tras selección y audición en el teatro Castelar, se eligió una de ellas como Himno de la Comparsa: Elda Mora – Huestes del Cadí de maestro Jesús Mula. La Comparsa tiene 15 piezas musicales en su patrimo nio. En 1985 la Comparsa propone al Ayuntamiento la reconstrucción de la torre vigía de la Torreta. Posteriormente colabo ra en las gestiones oportunas. Ha sido en 2011 cuando se la inaugurado la rehabilitación.

En 1989 una de nuestras escuadras (Kabiris) se hermanó con festeros de Petrer, en un acto pionero. En el año 92, una escuadra de las Huestes (Los 40) participa en la Expo de Sevilla en representación de la Fiesta Eldense. En 1998, y gracias al trabajo realizado por Paco Sogorb, se constituyó el Grupo de Dulzaina y Percusión, que tan gratos momentos nos hace disfrutar. La Sede Comenzamos a reunirnos en la antigua sede de la Junta Central en la esquina del Mercado y más adelante pasamos al Bar Magero (cerca de la Cruz de los Caídos, hoy Plaza de la Concordia). Allí empezamos a pensar en una Sede propia. Los dos primeros intentos para comprar una Sede, fueron rechazados en Asamblea. Varios socios compraron a título particular unas casas viejas en la calle San Roque (que luego cedieron a la Comparsa sin lucro). Al tercer intento, la propuesta salió adelante, por unanimidad, incluso sin votos en blanco. En enero del 91 se compran terrenos anejos, la primera piedra fue en enero 94 y la inauguración el 25 de enero de 2001. La plaza donde está ubicada se llama hoy, Plaza de las Huestes del Cadí . La Sede fue proyectada y llevada a cabo por Julio Coloma, arquitecto, y José Manuel López Alcaraz, aparejador, y la ayuda de Gabriel Cuesta, y otros, todos comparsistas y de forma altruista. Hasta llegar a la Sede la comparsa deambuló por no menos de 12 cuartelillos por toda Elda.