Documento sin título

 

Volver a escuadras

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escuadra MAMUAS

 

 

La escuadra MAMÚAS se crea en el año 1.984 para empezar su andadura festera en las fiestas de Moros y Cristianos de 1.985 y adscrita a la comparsa "Huestes del Cadí" del bando moro. Durante los dos primeros años (1.985-86) su composición fue mixta, es decir, hombres y mujeres, principalmente parejas. En 1.987 únicamente participa una mujer y a partir de 1.988 queda formada definitivamente sólo por componentes masculinos. Desde 1.987 el ingreso y cese de miembros en la escuadra ha sido prácticamente continuo en cada año hasta 1.998, llegando a contar hasta con 15 componentes. Desde ese año, la formación de la escuadra, en cierta forma, se consolida y quedando únicamente tres componentes fundadores entre los que actualmente la forman.

 

Desde sus inicios la escuadra participa activamente en todos los actos organizados tanto por la Junta Central como por la propia comparsa. En los dos primeros años se desfila con el traje oficial. Desde las fiestas de 1.987 hasta las de 1.997 la escuadra opta por alquilar un traje diferente cada año, siempre de la vecina localidad de Villena. En 1.998 se decide volver al traje oficial de propiedad con la idea de ir añadiendo nuevos ornamentos cada año.

 

En enero de 1.995 la Junta Central de Comparsas, máximo órgano directivo, hace entrega del premio a la mejor escuadra de las Huestes del Cadí de las fiestas 1.994 a la escuadra Mamúas y el honor de participar en el desfile de la celebración de la Media Fiesta.

\

Desde sus inicios la escuadra Mamúas ha tenido cuartelillo, al menos durante los días de celebración de las fiestas. Hasta el año 1.998 siempre se ha recurrido al alquiler y desde 1.991 en la calle, popularmente llamada, del Cid, como sede estable durante todo el año.

 

Pasadas las fiestas de 1.997 la escuadra empieza a barajar la idea de tener cuartelillo propio y en septiembre de ese mismo año se da el paso definitivo para crear una sede en propiedad firmando la escritura de compra de dos casas, altos y bajos, justo en frente de donde habíamos estado de alquiler tantos años.

 

Tras estudios y valoraciones se llega a la conclusión de hacer una construcción totalmente nueva, principalmente motivado por el estado de las casas compradas. A finales de febrero de 1.998 se procede al derribo y en mayo del mismo año comienzan las labores de cimentación y estructura, por lo que en las fiestas de ese año tenemos que seguir en el antiguo cuartelillo de alquiler. Terminada la estructura, el 9 de octubre se inician los trabajos de albañilería que se prolongan hasta el mes de mayo de 1.999, cercanos ya a las fiestas.

 

El día 23 de mayo de 1.999 se procede a la inauguración oficial de AL KAMIL, el cuartelillo mamúa, después de tantos años, propio.

 

Pasadas las fiestas del año 2.000 y en un nuevo intento de seguir haciendo fiesta la escuadra decide encargar la confección de una marcha mora, de título MAMÚAS, al compositor y amigo D. Octavio J. Peidró Padilla y la cual fue incluida en el CD editado por la comparsa con motivo de las celebraciones del XXV aniversario de la fundación de las Huestes del Cadí.

 

La Escuadra Mamúas siempre ha intentado, y suponemos que logrado, estar comprometida con la fiesta y principalmente con las Huestes del Cadí, dispuesta a colaborar y atentos a las llamadas de su comparsa. Muestra de ello puede ser que de los Mamúas han salido, hasta la fecha, nada menos que cuatro capitanías.