GRUPO DE DULZINA Y PERCUSIÓN

 

GRUPO DE DULZAINA Y PERCUSIÓN HUESTES DEL CADI

 

El grupo de Dulzaina y Percusión Huestes del Cadí comenzó su andadura allá por el año 1998, con el objetivo de participar por primera vez en las fiestas de Moros y Cristianos del año siguiente.

La primera reunión tuvo lugar en nuestra sede, todavía en obras, donde Francisco Sogorb expuso la idea de formar en el seno de la comparsa un grupo de dulzaina y percusión. La idea caló profundamente en una treintena de comparsistas, constituyéndose el grupo.

En principio, el grupo funcionó independientemente de la comparsa, financiándose exclusivamente mediante la aportación de cuotas de los socios integrantes, para pagar a los profesores, Silvestre Navarro y Roque Amat, sin cuya paciencia y dedicación habría sido imposible llevar adelante esta empresa, así como para adquirir los instrumentos necesarios.

Posteriormente, y tras votación, decidimos por mayoría abrumadora incorporar el grupo a la comparsa, aprobándose en asamblea general extraordinaria las normas reguladoras.

A partir de entonces, la comparsa destina una subvención anual al mantenimiento del grupo, conviviendo en perfecta armonía ambas agrupaciones.

Desde estas líneas debo agradecer, en nombre de todo el grupo al que represento, el esfuerzo y entusiasmo de todos y cada uno de los profesores que han hecho posible que un grupo de personas ajenas al mundo musical hayan sido capaces de constituir una agrupación de estas características, especialmente a nuestros directores de grupo, Silvestre Navarro, Pablo Justamante y a nuestro director actual, Javier Berenguer.

El grupo está compuesto en la actualidad por 79 miembros, todos socios de nuestra comparsa ya sea como numerarios o colaboradores, habiendo participado un total de ciento cuarenta componentes diferentes a lo largo de su dilatada trayectoria; no obstante, una gran mayoría de miembros permanece fiel a la idea original del grupo aportando una gran estabilidad. La dulzaina es el instrumento por excelencia de nuestra agrupación con veintidós componentes, la percusión está compuesta por timbales, bombo suspendido, congas, timbaletas, campanas, bombo bajo, platillos, gong panderos, panderetas, güiros, látigos, sonajas y cajas chinas.

El grupo ha venido participando, ininterrumpidamente, en todos los actos propios de nuestras fiestas de Moros y Cristianos a lo largo de todo el año, así como en todos aquellos acontecimientos en los que se ha requerido su presencia en nuestra ciudad por parte de diferentes entidades: Ayuntamiento, Fallas, etc. Hemos tenido el honor de participar, a lo largo de los años, en diferentes fiestas de Moros y Cristianos como Petrer, Onil, Biar, Crevillente, San Blas de Alicante y Cabalgata de Reyes de Almansa, así como en otras celebraciones como en la última feria de FITUR en Madrid.

Nuestra agrupación musical tiene una idiosincrasia propia, que creo es diferente a la mayoría de agrupaciones musicales de nuestra ciudad. En primer lugar, y desde que la actual directiva se hizo cargo del grupo en 1999 (compuesta en la actualidad por Julio Coloma, Antonio Payá, Antonio Lizán, Rafa Parres, Francisco Calvo y Fini Coloma), se desarrollan una serie de actividades para los componentes del grupo, que pretenden, si cabe, hermanar todavía más a todos sus miembros, como una gran cena de gala en nuestra sede que coincide con los desfiles musicales de la media fiesta, un día de hermandad al aire libre, una celebración anticipada de la Navidad para toda nuestra comparsa, unos aperitivos en la sede los sábados de mayo, viaje a Madrid de todo el grupo en autobús para presenciar alguna obra de teatro, etc., y en segundo lugar, nuestra agrupación, y por decisión consensuada, no se prodiga en excesivas salidas musicales fuera de Elda.

Nuestro grupo, como no podría ser de otra forma, esta especializado en marchas moras, disponiendo en la actualidad de un gran repertorio; no obstante, hemos tocado en varias ocasiones marchas cristianas, villancicos, piezas populares de distintas índole, etc., siendo el director del grupo el encargado de seleccionar las piezas a interpretar en cada ocasión. Nuestra agrupación está íntimamente ligada a la sede de la comparsa, ya que allí realizamos toda la labor pedagógica, desde las clases individuales, ya sean de solfeo o instrumentos, hasta los ensayos generales.

Se hacen con horario nocturno los lunes y martes de octubre a mayo, descansando de junio a septiembre, para volver a comenzar un nuevo curso con energías renovadas.

El nivel musical de los componentes es muy variado, ya que cada año se producen nuevas incorporaciones. La mayoría de integrantes comenzamos nuestra andadura musical al incorporarnos al grupo, lo que requiere realizar un gran esfuerzo inicial, que en el caso de la dulzaina demanda obligatoriamente comenzar estudiando solfeo para a continuación pasar a tocar el instrumento.

Sin embargo, solemos alentar a los novatos para que se incorporen al grupo lo antes posible; toda la preparación musical de los futuros componentes se realiza en nuestra sede, impartidas las clases por nuestros profesores (Joan, Murcia y Javier).

En definitiva, nuestra agrupación, es un grupo amplio de amigos que disfrutan tocando y conviviendo año tras año, con un objetivo común: mejorar día a día su nivel artístico al ritmo que las condiciones particulares de cada uno de ellos se lo permite, pero sobre todo y ante todo, tratando de impulsar, promover y estimular algo tan sencillo y complicado a la vez como es la amistad.

 

Julio Coloma Bernabeu